#169

La dijo que tenía los hombros más hermosos que había visto jamás. Se acurrucó en ellos y sonrió, por dentro y para sí, al haber encontrado una cálida almohada en la que llorar. Pero esto último se lo calló. Estaba tan cómodo… María Eugenia Hernández Grande Anuncios