#166

Debes ser la luna subiendo mis mareas, pues anocheces al crepúsculo de todos mis excesos. Excitas mis pasiones, vuelves trémula mi mente y mi ardor te busca, a tientas y a brazadas, para ahogarse y agotarse, dócilmente, en el respirar de tu deseo. Para poder sentir de cerca las brasas de tu lengua; crepitar color de … More #166