#296

Echo de menos los días, los días aquellos de antaño. Los días de fiesta en mis alas, los días que aún me anhelabas. Echo de menos mi vida, mi vida aquélla de ensueño. Mi vida, la que aún era mía, mi vida antes que yo la matara. María Eugenia Hernández Grande Anuncios

#295

Y ahora que solamente sé que existe en ese lugar lejano de mi memoria en ese rincón oscuro que es esta historia en este corazón mío apenado y triste. Y ahora que nuestro tiempo se desvanece en éste, tan angosto frío de vanagloria en esta lid nevada, perenne y exculpatoria en este invierno baldío que … More #295

#294

Y una cosa puedo decir, de entre todos los amores peligrosos con el que os podéis encontrar, mucho cuidado con el platónico. Ése. Ése es el más letal. María Eugenia Hernández Grande

#293 [Colaboración con «La Verdad de las Pequeñas Cosas» IV]

Abajo os dejo la cuarta colaboración que el autor de «La Verdad de las Pequeñas Cosas» y yo hemos escrito. Siempre es una alegría que los demás quieran compartir sus letras conmigo. ¿Qué nos ha pasado, precioso? ¿Quién apagó nuestra luz? Supongo que supones que no te he querido querer. Supón que, en tu grandeza, … More #293 [Colaboración con «La Verdad de las Pequeñas Cosas» IV]

#291 [Colaboración en la revista “El Cobaya”]

Comparto por aquí tres poemas con los que he colaborado en la edición número 28 de la revista cultural y poética “El Cobaya”, dirigida por el poeta abulense José María Muñoz Quirós, y que fue presentada en sociedad el pasado 18 de abril. Este nuevo número está dividido en dos cuadernillos, el primero dedicado al … More #291 [Colaboración en la revista “El Cobaya”]

#290

Qué mal inventado está esto que llamamos añoranza. Yo que te echo de menos a rabiar. Tú que me echas de más sin volver la vista atrás. Yo deseando permutar tu menos por mi más. Tú que, cuando no tenga remedio, te darás cuenta de que tu más se ha transformado en un menos calibrando … More #290

#288 [Recitando III]

Hoy quiero compartir con vosotros, como ya he hecho en alguna ocasión anterior, un pequeño vídeo en el que recito (si así se puede llamar) uno de los poemas que forman parte de mi libro «Spleen Spleen (Seis años y quizás un día». En esta ocasión se trata de «1461» que forma parte de la primera parte … More #288 [Recitando III]

#282

Salvajemente de ti habla tu pena y en nieve llora tu extinta mano. Tapizas níveo mi amor temprano y tu sangre en verso por mí resuena. [¿Qué será de mí y este yo abatido si tú no estás, si ora sólo te alejas sigilosamente tras las estrellas?] Ferozmente en ronco silencio truena ésta, la voz … More #282

#281

Perdona si no vuelvo a casa esta noche. Nunca sé si me esperas despierto. Si me añora tu querer o tu cuerpo. Y prefiero deambular solitaria el camino a llegar a un lugar que no es tierra de nadie.   Perdona si no vuelvo a casa contigo. Ya no sé si estás dentro o te … More #281

#277

Se me clava esta angustia fuertemente, retoza por mi sien y mi espinazo. Y yo suspiro, dolorosa, ese zarpazo a la vez tan latiente y tan hiriente. Se atoran las palabras en mi mente posando un «te quiero» en mi regazo. En mí misma me defiendo y acorazo buscando inútilmente luz luciente. Con tu olvido … More #277

#276

¿Qué puedo ofrecerte yo, que no tengo nada? Yo que sólo cuento con mis manos heladas. Un corazón rojo de licor encarnado. Y un alma lluviosa abrigando mi ser soleado. ¿Qué puedo decirte yo, que no hayas oído? Yo que únicamente hablo idiomas caídos. Palabras latiendo el sentir de mi vida. Vocablos musitando ternura y … More #276

#274

Si quieres un día te hablo de todas las lágrimas que escondo tras mi sonrisa. Y comprendes que ellas son lluvia perfilando, sutil, la esperanza en los charcos. O en los jardines los lirios de mayo. Si quieres un día te digo que deseo escapar la distancia. Y, de un vuelco, convertirme en viento. Para … More #274

#272

Ojalá nunca sea(mos) recuerdo. Ojalá siempre sea(mos) presente. María Eugenia Hernández Grande

#271

Perdóname, confieso que pequé. Pues yo, que soy atea, le idolatré como si fuera un Dios. María Eugenia Hernández Grande

#269

Me hubiese gustado tenerte al lado, muy cerca, siempre. Hubiera querido inspirarte algo más que un suspiro, breve. Derrumbar mimosa tus ruinas, perfilar con sangre tu espina. Mantenerte en pie con mis manos, hundirme, perenne, en tus dunas.   Me hubiese gustado besarte en tandas de día, tarde  y noche. Hubieran podido formarse canales rúbeos … More #269