#343

No cabía nada más aunque todo estaba vacío. La ausencia ocupaba demasiado espacio. María Eugenia Hernández Grande

#341

«Mañana le olvidaré» se decía todos los días, sin recordar que aquél era el único pensamiento que no lograba borrar nunca de su mente. María Eugenia Hernández Grande

#340

Te he abrazado a cada aliento y a cada pensamientomientras se me iba llenando, rebosante, todo el corazón de flores. He regado la inmensidad de este sufrimiento varado al sentimientocon la pureza de las lágrimas amantes que han soltado por ti todos mis dolores. Y ahora tengo un jardín mutante plagado de cientos de lamentosy…

#339

He tenido tanto tiempo el corazón asido entre mis manosque he sido incapaz de escribir un verso, un cuento o un lamento.Y ahora que lo tengo encajado de nuevo en la gargantaalgo vuelve a rozar e inflamar, incendiario, mis entrañas.[Y se tiñen nuevamente de púrpura mis letrasy sabe a sangre la lengua, amarga, entre los…

#338

Algunas veces las palabras más sencillas son las más difíciles de expresar. Qué fácil pensar un tengo ganas de verte, un te echo de menos, un el mundo es un lugar más feo desde que no estás a mi lado; pero qué complicadas de pronunciar todas ellas. Pareciera que la boca se quedara petrificada, hierática…

#337

Qué fácil era la vida allá en la infancia. Cuando la palabra problema no existía en nuestra lengua porque todo lo que abarca no era más que una definición carente de significado. Y la tristeza y la angustia no habían corrompido la memoria. Y la lluvia era vida, y la vida era hermosa. La vida…

#336

Cascabelea tu mirada en mi pupila. [Como el rugir del mar que borbotea]. [Como el trinar del ave que encandila]. [Como el fulgor del cielo fantasea]. En mi pupila tu mirada centellea.[Como el dibujo que en un trazo se perfila].[Como la hoja que al viento revolotea].[Como el lobo que a la oscura noche otila]. Tu…

#335

Quizá sospeches que de esta vida yo ya vengo herida. Herida por el tiempo y la esperanza. Herida por mi anverso y mi reverso. Herida, tal vez no más que cualquiera o puede que un poco más que otros. Herida en la pupila y la mirada. Herida en la ilusión y en la nostalgia. Herida…

#333

No quiero dar la mano al conformismo y pasear con él entre las calles solitarias donde olvidar todo aquello que deseo recordar. No quiero ver correr el pasar del tiempo para darme cuenta demasiado tarde que este ahora, este hoy, nunca más va a volver a repetirse. Y que esa certeza golpee mi alma y…

#332

Un minuto de silencio por todas esas vidas que no acabamos de vivir del todo. Por los todos que se quedaron en nadas. Por las nadas que se amarran a la espalda. Por las espaldas que se aprisionan entre espadas de tiempo y paredes de miedos. Por las paredes que solamente saben construirse, pero que…

#331

Los lugares siempre son personas. Las personas siempre son recuerdos. Y los recuerdos son ese lugar del que no se vuelve nunca. María Eugenia Hernández Grande.

#328

Te sigues colando en mis pensamientos de cuando en cuando. En esos momentos en que me despisto y, sin darme cuenta, bajo la guardia, me acuerdo de ti y de aquéllas que pretendieron ser promesas sobre la vida y el querer. Son esas veces en que las palabras se estrellan en mi sien como las…

#327 [Tal vez por eso escribo]

Comparto por aquí mi colaboración del pasado 6 de mayo en el blog de la Asociación de Novelistas La Sombra del Ciprés, de la que soy miembro, dentro del espacio que cada quince días ofrece el diario digital Tribuna de Ávila. Tal vez sea un intento desesperado de frenar el vacío de la existencia. De…