#316

Que mañana será otro día, eso no, por favor, no me lo digas. Si no hay más día entre mis días. Si no hay más vida entre mi vida. Si no puede ser un nuevo amanecer aunque el sol a media tarde muera entre el poniente y la luna blanca al alba apague el universo.…

#307

A veces te recuerdo sin querer, las demás son al revés, son peor; recordar ―tu rostro, tu voz, tu olor―, no comprender ―arder, doler, perder―. Otras veces te encuentro entre la gente, frenéticamente miro tras de mí cuando el aire de repente huele a ti y te evoco viviente aquí en mi frente. Pero no…

#299

Como un niño que a la orilla de la playa quiere a la vez ser arena y marejada. Que cuando es ola quiere ser la sal sedienta alimentando las espumas. Y si es salitre prefiere navegar arrecifes de angostos arenales. Así me siento en la bahía de tus labios suspirando juntos veleros y naufragios. Cuando…

#290

Qué mal inventado está esto que llamamos añoranza. Yo que te echo de menos a rabiar. Tú que me echas de más sin volver la vista atrás. Yo deseando permutar tu menos por mi más. Tú que, cuando no tenga remedio, te darás cuenta de que tu más se ha transformado en un menos calibrando…

#268

Si mezo verdes los ojos y calmo garzo mi sueño ¿seré libre? Si yergo un lar con antojos y crespo flecho este empeño ¿serás hombre?   María Eugenia Hernández Grande

#260

Tengo miedo a que  mi vida siempre sea antártica marina y deambule en infinito por áreas de inviernos rigurosos. Que no haya un punto medio en mis tercianas y este terreno tan compacto me induzca al encamado. Siento angustia por mojar mis pies en nuevos lodos y no saber crear otras figuras con mis suelos…

#259

¿Por qué si soy halcón en este cielo siempre llueven golondrinas?   María Eugenia Hernández Grande

#245 [Recitando II]

Para terminar la semana, ahora que parece que vuelvo a coger ritmo con el blog (algo que echaba de menos y que me alegra mucho) y, por fin, empiezo a organizar mi vida de tal manera que me dé tiempo a escribir más, comparto con vosotros un fragmento de uno de los poemas que forman…

#227 [Luces y Sombras II]

El laberinto oscurecer perfila su silueta, sombras chinescas hipnotizadoras de mis (d)efectos ópticos. Tintinea mi noche contra la copa centinela de su boca. Sedienta de él, derrochada en mis penas, un halo de vaho gime mis sueños. Entre anhelos y oscuros deseos, se hace mi dueño. A sorbos, con morbo, saboreo torpe el cóctel de…

#201

Letras ahogadas a la orilla de mis labios. Como versos náufragos en islas yermas de significado. Poemas vagabundos. Postrados a los pies de oraciones inconexas. Insolados por los rayos abocados al olvido. Sentimientos que no logran sobrevivir a la oscuridad del pensamiento. En medio del delirio febril en la sien de mis estrofas. Prefieren volar por mis…