#323

Me he llenado la garganta de invierno y los bolsillos de aire. Se me han helado los años contra la escarcha fútil del silencio. Y me he encontrado a mí misma conversando con ninfas pintadas de hollín y recuerdo.   Se han fracturado esos charcos donde posé mis pilares de sueños. Se me ha estancado…

#321

Me has dejado una cicatriz preciosa: cada noche come lirios y rosas, se enreda entre mis sueños y mis cosas y sangra sin remedio quejarosa. Se turba en la mañana con las nieblas, está obstinada, muda y temblorosa, taciturna, pálida, hasta rabiosa… Y a tientas, ciega, busca tus tinieblas. No sé qué hacer con ella…

#319

Con el corazón en la mano y el alma a tus pies. Con toda mi amor bailando claqué. Con mis ojos velados, mi querer despeinado. Con mi vientre valiente y mi razón en penumbra. Con todo mi alma, con todo mi ser. Con todos los rezos que sé que jamás llegaré a ver. Con todas…

#316

Que mañana será otro día, eso no, por favor, no me lo digas. Si no hay más día entre mis días. Si no hay más vida entre mi vida. Si no puede ser un nuevo amanecer aunque el sol a media tarde muera entre el poniente y la luna blanca al alba apague el universo.…

#314

Llamaste a la puerta y entraste, sin hacer ruido, silente y prudente. Con la elegancia de lo comedido en tus palabras pintadas de todo, de ti y de nada. Con la agraciada desgracia de que en mis oídos sonaran como la música de un concierto privado tocado en directo. No sé quién lanzó primero la…

#312

Cuando toda mi vida se concentra en un instante. Y me siento emocionalmente por los suelos. Y me brotan rosas negras en las manos. Y me lloran las espinas por los párpados. Cuando llueve el corazón en aguaceros. Y me sangran desiertos de cuarzo por los dedos. Y me hieren los puñales de todo lo…

#306

Dejé de hablar contigo el día en que me di cuenta que me importabas demasiado. Y yo a ti no. Y que, de excedentes hablando, demasiado también e(s)ra el dolor que eso me causa(ba). Ese día fue, tal vez, también el día que me di cuenta de que jugábamos a un juego al que yo…

#302 [Recitando IV]

Como he hecho en alguna ocasión más, exactamente tres si las cuentas no me fallan, hoy quiero compartir con vosotros uno de mis poemas recitado. En esta ocasión se trata de uno de los sonetos con los que este invierno pasado tuve el honor y la oportunidad de colaborar en la edición número de la…

#300

Paseo por la escarcha azulada del silencio dejando arder los dolores, mis incendios. Me siento morir una, dos, diez veces diez y al llegar a la centena incendiaria ―solitaria― advierto que realmente son millares incontables las veces que ardo y me consumo en gris ceniza para, finalmente, tornar de nuevo a alba pureza.   María…

#299

Como un niño que a la orilla de la playa quiere a la vez ser arena y marejada. Que cuando es ola quiere ser la sal sedienta alimentando las espumas. Y si es salitre prefiere navegar arrecifes de angostos arenales. Así me siento en la bahía de tus labios suspirando juntos veleros y naufragios. Cuando…

#298

Lo he esperado. Como el perro espera a su dueño, atado a una farola en la calle. Sin moverse un centímetro, sin apartar la vista de ese punto donde su silueta transmutó en un precipicio. Con la ilusión contenida en los adentros. Con la impaciente paciencia haciendo acto de presencia al creer que vuelve a…

#297

Si me dices sí, te espero toda la vida —toda la vida en esta eternidad anochecida, toda la vida dentro de esta lentitud huida. Si no temes mi aterida magnitud herida —ni tu soledad recela de mi esclavitud rendida— te espero, mi vida, con mi tempestad mecida. Si una vida llevo aguardando tu ansiada venida…

#294

Y una cosa puedo decir, de entre todos los amores peligrosos con el que os podéis encontrar, mucho cuidado con el platónico. Ése. Ése es el más letal. María Eugenia Hernández Grande

#290

Qué mal inventado está esto que llamamos añoranza. Yo que te echo de menos a rabiar. Tú que me echas de más sin volver la vista atrás. Yo deseando permutar tu menos por mi más. Tú que, cuando no tenga remedio, te darás cuenta de que tu más se ha transformado en un menos calibrando…

#289 [Los libros que te salvan]

El pasado 26 de marzo tuve la suerte de poder colaborar escribiendo un artículo que se publicó en el periódico digital «Tribuna de Ávila» en el blog quincenal que la Asociación Cultural de Novelistas Abulenses «La Sombra del Ciprés», a la que pertenezco, gestiona en su web. Abajo os dejo el texto con el que participé,…