#331

Los lugares siempre son personas. Las personas siempre son recuerdos. Y los recuerdos son ese lugar del que no se vuelve nunca. María Eugenia Hernández Grande. Anuncios

#304

Ir a tientas no significa no saber a dónde ir. Saber a dónde ir no quiere decir llegar a algún lugar. Llegar a algún lugar no es sinónimo de encontrar nuestro destino.   María Eugenia Hernández Grande

#296

Echo de menos los días, los días aquellos de antaño. Los días de fiesta en mis alas, los días que aún me anhelabas. Echo de menos mi vida, mi vida aquélla de ensueño. Mi vida, la que aún era mía, mi vida antes que yo la matara. María Eugenia Hernández Grande

#294

Y una cosa puedo decir, de entre todos los amores peligrosos con el que os podéis encontrar, mucho cuidado con el platónico. Ése. Ése es el más letal. María Eugenia Hernández Grande

#288 [Recitando III]

Hoy quiero compartir con vosotros, como ya he hecho en alguna ocasión anterior, un pequeño vídeo en el que recito (si así se puede llamar) uno de los poemas que forman parte de mi libro «Spleen Spleen (Seis años y quizás un día». En esta ocasión se trata de «1461» que forma parte de la primera parte…

#271

Perdóname, confieso que pequé. Pues yo, que soy atea, le idolatré como si fuera un Dios. María Eugenia Hernández Grande

#268

Si mezo verdes los ojos y calmo garzo mi sueño ¿seré libre? Si yergo un lar con antojos y crespo flecho este empeño ¿serás hombre?   María Eugenia Hernández Grande

#265

Sobre el celeste del orbe exhalo parábolas —congeladas, exhaustas, rendidas, malditas— de este etéreo hemisferio turbado in alienum. Bajo la lid de mi aliento malverso mis versos al calor de un misterio que frecuento y acojo —empapado, mimado, vigoroso, adorado—. Ante el fanal infinito en acunada ternura —benigna, indulgente, insensata, certera— rindo plúmbeo el temblor…

#261

Es pájaro sin alas tejiendo entre cantos matutinos hilos en mis cábalas; mar de agua templada el de sus trinos borbotea en mi cabeza ocultando dulzor entre dureza.   María Eugenia Hernández Grande  

#259

¿Por qué si soy halcón en este cielo siempre llueven golondrinas?   María Eugenia Hernández Grande

#244

Si tú me dices «ven», yo digo «voy». [Simple, sencillo, siempre]   María Eugenia Hernández Grande

#221

Recuérdame, incluso cuando esté. Porque sin mí no habría poesía. Ni elegías. Ni cada amanecer al albor de tus dilemas las Musas abrirían los párpados del cielo para que yo, ¡oh, gloria!, lloviese tus renglones. Recuérda(t)me. María Eugenia Hernández Grande

#210

  [Valentía] Abrazar al vértigo y saltar.   [Comparto con vosotros mi definición de la palabra «valentía» que fue elegida para formar parte de #elnuevodiccionario, una preciosa propuesta que desde instagram lleva a cabo @raven_23_ cada semana proponiendo una palabra para que los usuarios la definamos. Yo fui la afortunada ganadora del 29 de mayo…