#317

Ojalá pudiera arrancarme el corazón de cuajo. Y meterlo en una caja, mandarlo hasta tu casa, junto a una nota que rezara «Quédatelo, es más tuyo que mío. Cuídalo bien, te quiere más a ti que a mí». María Eugenia Hernández Grande

#299

Como un niño que a la orilla de la playa quiere a la vez ser arena y marejada. Que cuando es ola quiere ser la sal sedienta alimentando las espumas. Y si es salitre prefiere navegar arrecifes de angostos arenales. Así me siento en la bahía de tus labios suspirando juntos veleros y naufragios. Cuando…

#246

No te deja. Te necesita a su lado. No te abandona. Está en lo malo, y en lo bueno. No en una o en otra, sino en ambas ocasiones. No te utiliza. No hay excusas. No rehúsa verte, ni estar contigo. Porque, aunque no haya causas, la mayor disculpa que existe es la de estar…

#227 [Luces y Sombras II]

El laberinto oscurecer perfila su silueta, sombras chinescas hipnotizadoras de mis (d)efectos ópticos. Tintinea mi noche contra la copa centinela de su boca. Sedienta de él, derrochada en mis penas, un halo de vaho gime mis sueños. Entre anhelos y oscuros deseos, se hace mi dueño. A sorbos, con morbo, saboreo torpe el cóctel de…