#322

Mi problema radica en que he dejado de creer. Ya no creo en nada. Ya no creo a nadie. Y así es más difícil seguir. He dejado de creer en todo. He dejado de creer en todos. También he dejado de creer en mí. Ya no me trago eso de que los esfuerzos tienen su recompensa. Que el amor mueve montañas. O que, a las personas buenas, les pasan cosas buenas. He dejado de creer en las palabras que no se transforman en hechos. Y he aprendido que el dulce bocado de las promesas, si no se cumplen, se transforma en una intensa mordedura. Ahora sé que una caricia puede ser tan hiriente como un golpe. Y que, al final, hasta lo más puro, se acaba dando de golpes contra el muro doliente de las lamentaciones. Ya no creo en la inocencia. Ya no creo en las lecciones. Y ahora solamente parece que el mundo entero está impregnado de contradicciones. He dejado de entender el buscar el calor en invierno y el frío en verano, porque siento dentro, a la vez, un gélido y ardiente vacío. Ya no creo que merezca la pena crear nada. Ni mostrar mis sentimientos, pensamientos, sufrimientos, sedimentos, redactados en un par de renglones. Si al final lo único que cuenta es lo trivial. Y lo que menos impresiona a nadie son las letras.  Qué bonito lo que escribes. Qué bonito lo que dices. Qué bonita eres tú y qué poco me interesa lo primero sin lo otro. Por eso a veces pareciera que lo quiero dejar todo. Por eso, ya no creo (de creer). Por eso, ya no creo (de crear).

María Eugenia Hernández Grande

8 comentarios en “#322

  1. Esta entrada me ha gustado muchísimo.
    Desde que escribo, perdón, desde que creo, cuando me ocurre algo malo, me digo: de esto puedo sacar un relato. Y así lo mediocre se puede transformar en bello.
    ¿Crees que esto te puede ayudar a crear?
    Es un placer leerte.
    Alberto Mrteh (El zoco del escriba)

    Le gusta a 1 persona

    • Muchas gracias Alberto, supongo que de todo se puede sacar algo, y que si una experiencia mala se convierte en un relato, por lo menos nos deja algo bueno. Yo llevo una temporada que escribo poco, por razones diversas, pero al final siempre acaban apareciendo las letras aunque sea tímidamente. Un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

¿Compartimos pensamientos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .