#321

Me has dejado una cicatriz preciosa:
cada noche come lirios y rosas,
se enreda entre mis sueños y mis cosas
y sangra sin remedio quejarosa.

Se turba en la mañana con las nieblas,
está obstinada, muda y temblorosa,
taciturna, pálida, hasta rabiosa…
Y a tientas, ciega, busca tus tinieblas.

No sé qué hacer con ella ni conmigo…
A veces la castigo, otras me fustigo,
pero siempre al final me contradigo.

No sé qué hacer con ella ni contigo…
Ni con este dolor tan enemigo,
de todos mis delirios, el testigo.

María Eugenia Hernández Grande

img_20161206_085151_705.jpg

Anuncios

3 comentarios en “#321

  1. No hay cicatriz que no sangre, como no la hay sin picar, sin embargo al rascar hasta te vuelves a lastimar, aunque siempre las cicatrices muestran vida, nuestra, como única, claro que vulnera, claro que lacera…pero si hasta tuvieras ceguera, pasarías tus yemas sobre ella y sonreirías al saber, que de esta vida no te iras sin muchas de ellas, no creas que son vestigios de guerra…suelen ser vestigios de amores sin tregua…☺

    Le gusta a 1 persona

¿Compartimos pensamientos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.