#300

Paseo por la escarcha azulada del silencio

dejando arder los dolores, mis incendios.

Me siento morir una, dos, diez veces diez

y al llegar a la centena incendiaria ―solitaria―

advierto que realmente son millares incontables

las veces que ardo y me consumo en gris ceniza

para, finalmente, tornar de nuevo a alba pureza.

 

María Eugenia Hernández Grande

img_20161206_085151_705.jpg

Anuncios

¿Compartimos pensamientos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.