#297

Si me dices sí, te espero toda la vida
—toda la vida en esta eternidad anochecida,
toda la vida dentro de esta lentitud huida.

Si no temes mi aterida magnitud herida
—ni tu soledad recela de mi esclavitud rendida—
te espero, mi vida, con mi tempestad mecida.

Si una vida llevo aguardando tu ansiada venida
—y te encuentro, amor, en medio de este alud suicida—
¿cómo no voy a esperarte ahora toda mi vida?

 

María Eugenia Hernández Grande

img_20161206_085151_705.jpg

Anuncios

¿Compartimos pensamientos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.