#282

Salvajemente de ti habla tu pena y en nieve llora tu extinta mano. Tapizas níveo mi amor temprano y tu sangre en verso por mí resuena. [¿Qué será de mí y este yo abatido si tú no estás, si ora sólo te alejas sigilosamente tras las estrellas?] Ferozmente en ronco silencio truena ésta, la voz…