#172 [Día Mundial de la Poesía]

Hoy, 21 de marzo, se celebra el Día Mundial de la Poesía y no podía dejar pasar la ocasión de escribir unas líneas y rendirla mi pequeño y humilde homenaje. Así que hoy todos los que me leéis estáis de suerte porque vais a poder disfrutar de poesía de verdad, no lo que yo escribo.

Pero ¿qué es la poesía? Creo que es la gran pregunta que, en el fondo, ninguno sabemos contestar. Para mí es una pasión, es un pellizco que sientes en medio del espíritu. Es algo más que una forma de expresión y, a la vez, la única manera para expresar ciertos sentimientos. Me gusta la poesía por eso mismo, porque a través de ella las palabras adquieren tamaños y tonalidades distintas, se transforman, vuelan, se hacen viento y se cuelan dentro de uno al respirar. Me gusta la poesía, la amo, porque son las letras en su faceta más sensitiva. Requiere de sensibilidad e intuición, de tener la capacidad para saber leer más allá de los versos, de las estrofas. De saber interpretar la historia o el mensaje que nos cuenta. La poesía es pasional, es visceral. Es atractiva, es intangible. Es seductora. La poesía es, quizás, la definición más perfecta y precisa de lo inefable.

Yo me esfuerzo por escribir poesía pero no creo que nunca consiga hacerlo de verdad y traspasar la frontera de la prosa poética componiendo lo que quisiera, y muchas son las veces que me he planteado (y me plateo) dedicarme solamente a escribir prosa pura y dura. Soy una mera aficionada que en su tiempo libre (y en el que no es tan libre, no nos engañemos) se deja seducir por los encantos de su amante aunque sepa que nunca conseguirá nada más. Y, por eso mismo, hoy no voy a compartir nada mío. Como os decía hace un momento, hoy os voy a dejar en estos renglones Poesía en mayúsculas de la mano de tres grandes hablando, precisamente, de ella y de sus instrumentos, los Poetas.

Comenzamos con Neruda y su poema “La Poesía”.

Y FUE a esa edad… Llegó la poesía
a buscarme. No sé, no sé de dónde
salió, de invierno o río.
No sé cómo ni cuándo,
no, no eran voces, no eran
palabras, ni silencio,
pero desde una calle me llamaba,
desde las ramas de la noche,
de pronto entre los otros,
entre fuegos violentos
o regresando solo,
allí estaba sin rostro
y me tocaba.

Yo no sabía qué decir, mi boca
no sabía
nombrar,
mis ojos eran ciegos,
y algo golpeaba en mi alma,
fiebre o alas perdidas,
y me fui haciendo solo,
descifrando
aquella quemadura,
y escribí la primera línea vaga,
vaga, sin cuerpo, pura
tontería,
pura sabiduría
del que no sabe nada,
y vi de pronto
el cielo
desgranado
y abierto,
planetas,
plantaciones palpitantes,
la sombra perforada,
acribillada
por flechas, fuego y flores,
la noche arrolladora, el universo.

Y yo, mínimo ser,
ebrio del gran vacío
constelado,
a semejanza, a imagen
del misterio,
me sentí parte pura
del abismo,
rodé con las estrellas,
mi corazón se desató en el viento.

Pablo Neruda, La poesía.

Pero ¿y los Poetas? ¿Qué son? ¿Quiénes son? ¿Alguien los entiende? La respuesta la tiene Bécquer y su magnífica Rima V que a mí me atravesó como el rayo del que habla Cortázar la primera vez que lo leí y me enamoré de él y de sus letras. Y aquí os contaría que hace años me enamoré, en el sentido bucólico, de alguien que tenía un extremo parecido físico con Bécquer (bueno y no sólo físico) pero eso lo dejamos para otra ocasión, mejor pasamos a lo importante. Disfrutadla.

Espíritu sin nombre
Indefinible esencia,
Yo vivo con la vida
Sin formas de la idea.Yo nado en el vacío.
Del sol tiemblo en la hoguera.
Palpito entre las sombras
Y floto con las nieblas.Yo soy el fleco de oro
De la lejana estrella;
Yo soy de la alta luna
La luz tibia y serena.Yo soy la ardiente nube
Que en el ocaso ondea;
Yo soy del astro errante
La luminosa estela.
Yo soy nieve en las cumbres,
Soy fuego en las arenas,
Azul onda en los mares,
Y espuma en las riberas.En el laúd soy nota.
Perfume en la violeta,
Fugaz llama en las tumbas,
Y en las ruínas hiedra.Yo atrueno en el torrente,
Y silbo en la centella,
Y ciego en el relámpago,
Y rujo en la tormenta.Yo río en los alcores,
Susurro en la alta hierba.
Suspiro en la onda pura,
Y lloro en la hoja seca.
Yo ondulo en los átomos
Del humo que se eleva,
Y al cielo lento sube
En espiral inmensa.
Yo, en los dorados hilos
Que los insectos cuelgan.
Me mezclo entre los árboles
En la ardorosa siesta.
Yo, corro tras las ninfas
Que en la corriente fresca
Del cristalino arroyo
Desnudas juguetean.
Yo, en bosque de corales,
Que alfombran blancas perlas,
Persigo en el Océano
Las náyades ligeras.
Yo, en las cavernas cóncavas,
Do el sol nunca penetra,
Mezclándome a los gnomos,
Contemplo sus riquezas.
Yo busco de los siglos
las ya borradas huellas,
Y sé de esos imperios
De que ni el nombre queda.
Yo sigo en raudo vértigo
Los mundos que voltean,
Y mi pupila abarca
La creación entera.
Yo sé de esas regiones
A do un rumor no llega
Y dónde informes astros
De vida un soplo esperan.
Yo soy sobre el abismo
El puente que atraviesa;
Yo soy la ignota escala
Que el cielo une a la tierra
Yo soy el invisible
Anillo que sujeta
El mundo de la forma
Al mundo de la idea.
Yo, en fin, soy ese espíritu,
Desconocida esencia.
Perfume misterioso
De que es vaso el poeta.

Gustavo Adolfo Bécquer, Rima V

Una maravilla ¿verdad? Ya tenemos los dos elementos definidos, Poesía y Poetas. Pero aún así, no sé vosotros, yo sigo sin saber muy bien de qué va este juego. A veces es confuso, nos nubla la mente y los sentidos. ¿Queremos ser Poetas o queremos escribir Poesía? ¿Es lo mismo? ¿Quién lo sabe? Me temo que nadie del todo y, por ello, me despido de vosotros con una frase de otro gran Poeta de habla hispana de la Generación del 50, Jaime Gil de Biedma, que en algún momento de su vida debió hacerse estas mismas preguntas.

Todo fue una equivocación: yo creía que quería ser poeta,

pero en el fondo quería ser poema.

Jaime Gil de Biedma

 

María Eugenia Hernández Grande

img_20161206_085151_705.jpg

Anuncios

8 thoughts on “#172 [Día Mundial de la Poesía]

    1. Muchas gracias! Supongo que lo que quiero decir en cuanto a lo que yo escribo es en referencia a la forma más clásica de composición o que como dices uno lee a Neruda y nos asalta la modestia. Llego un poco tarde pero feliz día de la poesía (todos lo son en realidad) un abrazo!!

      Le gusta a 1 persona

  1. Maru, ¡cuán bien has definido la poesía! ¿Qué más podría decirse?
    La poesía brota fácil y pura desde el fondo de tu sensible alma y si eres capaz de traducirla en versos, pues ya eres poeta aunque sientas que solo lo intentas.
    ¡Me ha encantado toda tu entrada y los poemas elegidos! ¡Viva la poesía!
    ¡Gracias por los bellos versos que siempre compartes y nos regalas!
    ¡Un gran abrazo para ti!

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegro de que mi definición te haya gustado Saricarmen☺ es lo que siento y sí, ha brotado fácil. Yo es que creo que por muchos años que pasen nunca me consideraré una experta en nada, ni en poesía ni en otros ámbitos, mi único afán es seguir escribiendo, aprendiendo y creciendo y hacerlo todo ello con mucho amor. Los poemas elegidos son de mis favoritos pero qué difícil me ha resultado, hay tantísimos que me gustan 😊
      Un gran abrazo y gracias a ti!!

      Me gusta

    1. Hombre preocuparme no creo que sea el término sobre todo porque en mi vida real sí que tengo preocupaciones de verdad, en la entrada “hablaba en voz alta” y si hacia referencia a algo es a una cuestión de forma no de fondo, ser más clásica quizás. Un abrazo Little!!

      Le gusta a 1 persona

¿Compartimos pensamientos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s