#160

Cuando el diablo se aburre

me visita a escondidas.

Jugamos a sostenernos las miradas

y noto cómo mis párpados se aguan.

Un vacío me recorre el esternón;

siento su puño asiendo,

con saña,

mi corazón.

Se cuela dentro de mi cuerpo

y arrasa la esperanza

que alimenta mis arterias.

Apila mis virtudes parcamente,

las ata entre su rabo

y me embiste con sus astas.

Se diluye la tristeza en mal humor,

confundo sueño con cansancio

y me transformo en escorpión.

Después, malheridos,

lidiamos a dolor abierto

en combate único.

Y como boas venenosas

permutamos a mordiscos,

dentellada limpia,

nuestra mortífera ponzoña.

No hay antídoto

e intento exorcizarme,

yo sola,

de sus sutiles malas artes.

Se rebela mi lado más hiriente,

sale a la luz mi versión más gilipollas

y aparto de mi halo de un plumazo

a todos los que son buenas personas.

Porque no veo más allá de aquel infierno

que construyo de cuando en cuando

en los cimientos que sostienen

mis múltiples complejos

y los rotos inconexos de mi alma.

Luego abro los ojos

y ya no hay ningún demonio.

Como buena tempestad

dejo paso hasta mi calma.

Me arrepiento y lloro

por haber lastimado,

en mi fatal posesión,

a la gente que me aprecia

y a mí misma,

nuevamente.

Y escribo cosas como ésta

para redimir mis faltas

y poder pedir perdón.

 

María Eugenia Hernández Grande

img_20161206_085151_705.jpg

Anuncios

6 thoughts on “#160

  1. Pido perdón mil veces al hablar sin embargo para mi los perdones no sirven demasiado…. A lo mejor es por mi obsesión por construir hacia el futuro, sin olvidar el pasado claro, pero con el perdón dado como un hecho.
    Todo cambia y las personas también.
    Más sabe el diablo por viej…
    La próxima que te visite piensa que en el juego, tu ya has ganado.

    Boa lua Maru =O)

    Le gusta a 1 persona

    1. Es bonito poder pronunciar la palabra perdón y sentirnos perdonados, yo también me dejo la boca diciéndolo pero los perdones verdaderos son los tácitos como bien señalas. Presiento que volverá a visitarme pero voy aprendiendo a manejarle 😉 todos tenemos algo de sombra que resalta la luz.
      Un abrazote Diego!!

      Le gusta a 1 persona

¿Compartimos pensamientos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s