#145 [¿Y quién es Eugenia?]

El siguiente texto es un descarte de los que en un primer momento formaban parte de mi «no-libro», pero que decidí suprimir en la versión final que se puede leer. Me parecía un tanto «infantil o informal» y que desentonaba un poco con lo que quería transmitir, sin embargo, hoy lo comparto por aquí como un «ejercicio de escritura» porque no deja de ser la «auto-descripción» (por llamarlo de alguna manera aunque tampoco lo sea literalmente, ya que más que a la pregunta «quién soy» respondo a «cómo soy») más precisa que he logrado hacer de mi persona. Es complicado hablar directamente de uno mismo (y os lo dice alguien que casi todo lo que escribe es, en mayor o menor medida, autobiográfico) así que leedlo desde esa perspectiva, como un simple reto que un día intenté hacer. Y por si alguno se lo está preguntando… sí, me gustan «los jardines».

75592_10206920564427467_8897623899238429650_n
Foto: fragmento de “Niebla” de Miguel de Unamuno

I.

A la gente no suele gustarle mi nombre.

Y se olvidan de que yo no lo elegí.

Entonces siempre me acuerdo

de aquel chico que me dijo

la primera nochevieja que salí

“hasta el nombre

tienes de princesa”.

De ése mismo

al que yo no pregunté.

II.

Quiero viajar a Argentina

desde que tengo uso de razón

y sigo sin saber muy bien porqué.

Pero siempre he creído

que allí me esperan

una voz y un acento

que tienen que descubrirme.

III.

Me he enamorado platónicamente

de cuatro cantantes.

(Andrés Calamaro

Leiva

Quique González

Jero Romero)

Y patéticamente

de un inmortal,

cuyo nombre,

me vas a perdonar,

prefiero no decir.

IV.

Tengo miedo a diario

y eso hace que me asuste

todavía más.

Pero soy Piscis y me gusta serlo,

aunque con ello vuelva locos a los demás.

O como dice mi madre, un ser complejo.

O un ser sensible, mi preparador.

V. 

No distingo más sabores

que lo dulce y lo salado.

Y tengo un olfato selectivo

que sólo sirve para ciertos olores

y la mayoría de personas

que se cruzan por mi lado.

VI.

Me sé, a ojo,

unas mil canciones de memoria.

Y te las puedo cantar todas

pero no me pidas que las baile

porque acabaré pisándom(t)e los pies.

VII.

Se me da muy bien llorar,

para mí es fácil.

Pero creo que,

aunque no lo creas,

eso no me hace

más débil que tú.

VIII.

Soy patosa por naturaleza

y me doy golpes, por defecto,

nada más despertar.

Pero sólo me he roto un hueso

una vez

y luego me he partido por dentro

unas cien más.

Y siempre con los golpes

más tontos que me di.

IX.

Una vez alguien me dijo

que tengo una doble

viviendo por Madrid.

Y me gustaría conocerla

y preguntarla

“oye,

¿y a ti

qué tal te va?”

Por comparar,

nada más.

X.

Odio ponerme las gafas

aunque mi padre me diga

que no está bien odiar.

Y muchas veces

por la calle no saludo

por esa mezcla

de despiste

e hipermétrope.

XI.

Los viernes-noche me entristecen

sin entender muy bien porqué.

Duermo regular

y tengo ojeras,

que son como la sombra

que perdí

cuando crecí.

XII.

Soy insegura

y, a veces, testadura.

Y los demás creen

siempre

más en mí

de lo que lo hago yo.

Y, a lo mejor, debes saber

que siempre tengo dudas

y me resto cuatro o cinco puntos

de la nota que puedo conseguir.

XIII.

Se me da bien escuchar,

me gusta más que hablar

y puedo soportar

que me cuenten

la misma historia

hasta el final.

Y siempre digo

“así es la vida”

aunque ni yo misma

sepa lo que es.

XIV.

Me gustaría saber cómo sería

si hubiese sido lo que de pequeña

dije que iba a ser.

Pero luego pienso

“y qué más da,

si no es qué seas,

si lo importante

será siempre quién seas”.

Y supongo que soy yo

y nadie más.

XV.

Tengo los labios secos y cortados

porque fumo demasiado

y me los muerdo sin querer

cuando estoy triste,

pero eso es algo que quiero suponer

que no podré cambiar.

XVI.

Soy callada muchas veces pero eso es sólo

porque estoy hablándome a mí misma,

intentando comprender si,

por una vez,

logro saber qué es

lo que me quiero decir.

XVII.

Prefiero esperar a que los chicos

se me acerquen.

Que una vez no lo hice

y así fue…

Y a lo mejor puede ser cierto

eso que decía

de que no confío

demasiado en mí.

XVIII.

Me gusta el cine clásico

y mis sueños parecen

una cinta en blanco y negro.

Y, aunque no lo creas,

contigo he soñado

sólo un par de veces.

Y, como ni ahí salía bien,

creo que mi mente te ha olvidado

desde la medianoche

hasta el amanecer.

XIX.

Y pongamos que hoy no vengo

a hablar de ti.

Que hoy sólo quiero hablarte

a ti de mí.

[Porque creo

que esta conversación

nos la saltamos

con el primer beso

que te di]

NOTA AL PIE: En este texto hay que saber leer entre líneas y, lo mismo, varias veces para saber bien qué es lo que quiero decir.

María Eugenia Hernández Grande

img_20161206_085151_705.jpg

Anuncios

29 thoughts on “#145 [¿Y quién es Eugenia?]

  1. No creo que sea complicado hablar de uno mismo y de nuestras experiencias. Tengo la impresión de que muchas veces no lo hacemos pues creemos que podemos pecar de egocentrismo y llegar a aburrir a los que nos rodean.
    Y la poesía siempre tiene algo de autobiográfico. Sin ese componente creo que sería muy difícil escribir algo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo creo que desnudarse directamente sí lo es o al menos a mí me lo resulta, por eso en la mayoría de mis textos lo hago de una manera más indirecta y por eso recurro más a la poesía. Puede ser por lo que dices o por esa sensación de exponerse demasiado. Aunque yo como digo al principio casi siempre hablo de experiencias personales, al fin y al cabo todos escribimos de lo que conocemos 😉 un abrazo littlecat!!

      Le gusta a 1 persona

  2. Ey, Maru! Ahora ya te conozco mejor. Compartimos algunos gustos musicales, aunque no se te dé bien bailar 😉 Y además, piscis (yo, aries) pero ahora sé que tu cumple se aproxima (dos de mis mejores amigas son piscis). Eres capaz de convertir en poesía tu propia descripción. Es genial. Un gran abrazo 😘

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí ahora he puesto alguna carta más sobre la mesa 😉 Si hubiese tenido que hacer una lista musical creo que aún os tenía a todos leyendo jeje. Aries me gusta, una hermana mía también lo es (se aproxima temporada de cumples) Un besazo Lidia, me alegra mucho ese genial!!

      Le gusta a 1 persona

  3. Cierto es que no me sale llamarte por tu nombre, aunque es un nombre bastante común en Galicia, Maru mola más, jejejeje!
    Argentina es maravillosa, y Leiva y Quique González, maestros que adoro.
    Que soy Piscis como tú y me paso el día cantando la gramola que tengo en la cabeza, jajajajaja!!
    Lo de llorar… Creo que hace muchos años se me cortó el grifo lagrimal y ahora salen a duras penas.
    Algo patito también soy (yo creo que mi 48 de pie no ayuda) y he roto “mil huesos” por tanto deporte.
    Me ha hecho gracia lo de la doble, porque a mí me sacan parecidos hasta con las farolas, jajajajaja!!
    Odio las gafas, por eso llevo lentillas, y soy un maldito miope.
    Duermo más bien poco, inseguro y cabezón (o tenaz según se mire).
    Y sí, deberías creer más en ti, vales más de lo que piensas o dices.
    Yo también fumaba demasiado, pero he podido con el mono.
    Y ahora no sé porqué he escrito todo esto, pero me ha gustado mucho Maru (lo tuyo, obvio), jajajajaja!!
    Besiños ruliña!!

    Le gusta a 1 persona

    1. En Galicia Eugenia es Uxía no? A mi también me gusta más en gallego jaja. Pero Maru es mejor porque así sólo me llaman las personas que me conocen un poquito 😉 si es que tenemos muchas cosas en común, será por ser pececillos los dos. Tengo que preguntarte esto 48¿? Pero tú cuánto mides David?? Lo de las lentillas yo también por cierto, siempre he dicho que ni el fuego ni la rueda, el mejor invento del mundo las lentes de contacto jajaja.
      Me ha encantado el comentario galleguiño, lo de tenaz es un puntazo. Y bueno ya sabes, por mucho que me lo digáis no parece que vaya a creer más en mí, si lo he dejado escrito 😉 un besito!!

      Le gusta a 1 persona

      1. Exacto! Uxía y Uxío son nombres muy utilizados aquí, el mío como ves es universal, aquí y en la China imperial, jajajajajaja!! Muchas cosas, y más que no sabemos y tendremos, es maravilloso encontrar(te)se con gente así por el camino. Sí, aunque mido 1’85 por culpa de un medicamento contra el acné (Roacután, que te impide el crecimiento durante un año), mi pie es un 48. Parezco un payasito, pero aún así no piso cuando bailo, jajajajaj!! Sí, soy el hombre más bajito de mi familia. Los gallegos que somos medio vikingos, jajajajaj!! Un besiño Maruchiña!!

        Le gusta a 1 persona

        1. El mío es que además de poco usado a la gente suele producirle animadversión, 9 de cada 10 me prejuzgan de entrada sólo por el nombre (los castellanos, que vikingos no pero poco amables mucho) Eres un tío grande en todos los sentidos Daviciño y sabes? cuando los caminos están buscando llegar al mismo sitio tarde o temprano se cruzan 😉 Un besito vikingo!!

          Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Mayte!! Pues lo saqué porque no me acababa de convencer del todo, la única persona que leyó en su día el manuscrito entero me dijo que no lo quitase pero terminé haciéndolo. Y ahora con vuestros comentarios empiezo a dudar otra vez jaja.
      Yo creo que lo más bonito de las emociones es poder expresarlas de la forma que sea, las lágrimas las que somos un poco lloronas sabemos que no siempre son de tristeza 😉 un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

    1. Me encanta que te hayas encontrado Ana, qué alegría! Pues lo saqué por las dudas esas que siempre tengo aunque al leer vuestros comentarios me estoy planteando volver a meterlo, como sigue estando en formato manuscrito quién sabe 😉 un besazo!!

      Le gusta a 1 persona

      1. Dicen “los grandes” que no hay mayor valentía que exponerse, y que por allí se empieza. 😉
        Esa irracionalidad puede estar unida a algo que no sabes conscientemente… quizás tengas aquí algo que ni conoces, o que ni esperas, o que en otra vida fue tu fuente. Ahhhh, misterios. Cuando llegues, sorpréndete. Será maravilloso.
        Abrazo de vuelta, gracias por responder!

        Le gusta a 1 persona

        1. Yo creo que al final los que escribimos siempre acabamos exponiéndonos de una u otra forma y confieso que es lo que peor llevo a la hora de escribir.
          Pues si ya tenía ganas de ir allí ahora con lo que me dices tengo muchísimas más ☺ yo siempre había dicho en broma que el amor de mi vida estaba allí seguro, oye lo mismo hasta es verdad jaja
          Un abrazo Poli y gracias a ti!!

          Le gusta a 1 persona

          1. Tanto no me animo a afirmar, jajaja. Pero que descubrirás lugares increíbles no me caben dudas. Tú prepárate para dar y recibir besos y abrazos, para hacer amigos en cada lugar que pises y para recibir invitaciones a asados, aprender a tomar mate y cuidarte de los hombres (en el buen sentido) 😉
            ¡Va otro abrazo desde este lado del charco!

            Le gusta a 1 persona

¿Compartimos pensamientos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s