#144

—¿Y tú qué buscas?

—Algo —alguien— que me busque a mí.

Y, la verdad, no sé contaros con certeza el final de este diálogo.

Unos dicen que pasó la vida aguardando a ser hallada.

Otros que descubrió lo que anhelaba justo en el momento en que menos lo esperaba, porque cuanto menos buscas algo más probabilidades tienes —tiene— de encontrarlo —de encontrarte—.

Y yo no sé de quién fiarme. Si de las malas lenguas o de la leyenda urbana.

María Eugenia Hernández Grande


Anuncios

6 thoughts on “#144

    1. Sí es una historia bastante popular 😉 Yo aparte de oírla la he aprendido con el tiempo cuando me di cuenta de eso que dices, que hay cosas que no por mucho querelas llegan antes sino que el destino decidirá cuándo. Un besito Lidia!!

      Le gusta a 1 persona

    1. Mi primer pensamiento era contestarte que siempre se necesitan pero me he detenido un poco en ese pensamiento y creo que llevas razón, aparecen muchas veces cuando menos las necesitas. O a lo mejor cuando las necesita la otra parte a quién repercuten 😉

      Le gusta a 1 persona

¿Compartimos pensamientos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s