#130

Si quieres puedes herirme.

Las heridas con el tiempo

acaban por sanar.

Y yo sé lamer las mías

como un perro abandonado.

Pero no me decepciones

– por favor –

porque eso será

como apretar mi garganta

y esperar a que me asfixie.

Contra eso no podré hacer nada.

No habrá tratamiento

ni antídoto

para la ponzoña 

que ahogará mi pecho.

Y ni con cien mil costuras

podrás de nuevo unir

los retales de mi percepción.

Que se convertirá

en res nullius

de manera irreparable.

Como una legaña viscosa

adherida a lo más profundo

de la visión que tenía de ti.

Y de mí.

Consecuencias irremediables

de un daño colateral

producto de tu estocada certera,

bilateral y mortal.

María Eugenia Hernández Grande


Anuncios

4 thoughts on “#130

¿Compartimos pensamientos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s