#111

La he dejado tirada innumerables veces. Y no me ha temblado el pulso. Sola. Abandonada. Y olvidada. Vagabunda ennegrecida. Suplicante a mi piedad. No he querido cargar con ella y sus toneladas de ansiedad. Sin dar la vuelta. Ni volver la vista atrás. He sellado mis tímpanos a sus ruegos incansables y he girado mis…