#58

Podría decirte que no te escribo a ti.

Y no te estaría mintiendo.

No siempre te hablo a ti.

No siempre hablo de ti.

Pero me gusta confundirte.

Podría decirte que te he olvidado.

Y no te estaría engañando.

A pesar de que hay días que tu imagen me acompaña y noches que decido echarte de mi almohada.

Pero prefiero que sigas siendo recuerdo y no olvido.

Incluso podría decirte un “no te quiero”.

Y no me crecería la nariz.

Aunque no lo haga de continuo.

Aunque el nuestro todavía sea un amor a contratiempo.

Porque no, ya no te amo.

Pero sí, resulta que te quiero.

Y como sé que eres muy listo, doy por hecho que apreciarás la diferencia.

Y a vosotros podría hablaros de él.

Deciros que tenía los ojos más profundos que jamás alguien buceó por el océano.

Y contaros que en el fondo de su mar él era un crío atrapado en un mundo de mayores.

Que su mente era adulta y su alma la niñez que nunca acaba.

Podría deciros que creo que en algún momento él me quiso.

Y que hubo un par de veces en que llegué a pensar que ese cariño sí era amor.

Podría confesaros que era único y no os estaría mintiendo.

Pero, por el momento, elijo estar callada.

Porque vais a pensar que yo exagero.

Y yo voy a creer que me dejo un millón de lluvia en el tintero.

María Eugenia Hernández Grande

1608232137830-standard-female-150-default

Anuncios

7 thoughts on “#58

¿Compartimos pensamientos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s