#53 [Nuwanda]

Brindaremos con nuestra sangre tintando las copas de la realidad. Alzándolas hacia el cielo, guardián de todo lo que un día pensamos que podríamos ver. Y después nos dimos cuenta que nunca llegaríamos a ser. Ni a estar. Ni siquiera a parecer. Cogeremos su atributo y lo lanzaremos lejos de este momento que nos duele…