#19

No te voy a narrar esos momentos en los que me encuentro desolada.

Y no soy capaz de ser más allá de lo que siento.

Ni te voy a contar que muchas veces necesito darme cuenta de que existo.

Y es cuando deseo que el éxito me quiera, un poquito solamente.

Tampoco tengo por qué decirte que yo ya sé que mi mayor problema ha sido siempre el de saber sólo qué es lo que no quiero.

Y seguir dudando de qué quiero.

Y seguir, seguir siempre dudando.

Dudar hasta de dudar.

Y quiero pedirte, por favor, que no compitas conmigo para intentar demostrar quién ha sufrido más.

Que eso no se mide.

Ni se cuenta.

Que eso sólo se duele muy dentro.

Hasta llegar al encuentro de tus más miserables desprecios.

Hasta encontrarte de frente con la respuesta que dice que sí, que yo sí sé lo que es sentir que se te desgarra el corazón por dentro.

Varias veces.

Todos los días desde ese día.

A mí no me interesa, lo siento, medir mis cicatrices contigo.

Porque por más que te las muestre no las vas a ver.

Ni las vas a poder tocar.

Porque no vas a poder palpar ese lugar en medio de mis costillas donde está esa espina que The Smiths decían que un niño tenía en el costado.

Pero que yo sé que la tengo guardada aquí a mi lado.

Que es ésa que se me cuela de cuando en cuando en las entrañas.

Y se pasea por las penas que fluyen por mis venas.

Cuando alguien quiere pesarlas en una balanza y dar al dolor una cuantía.

Que sólo indique que sus pesares son mayores que los míos.

Y qué absurdo me resulta darme cuenta de que nadie se para a pensar por un momento que las cosas importantes son las que se esconden debajo de la piel.

Y los dolores también.

Yo no te voy a retar a que entres en lo más remoto de mi ser.

Ni a que explores un mapa dibujado ahí, en mi alma, por el que yo misma todavía, a veces, me pierdo entre sus costas.

Para que puedas ver a mi corazón, que ya no es tal.

Y observes sus ampollas para que con un sólo roce lo hagas explotar.

Que no, que no lo voy a hacer.

Porque tampoco me interesa que lo hagas.

Porque, perdóname, lo único que sé es que no tengo que demostrarle nada a nadie.

Y menos a alguien que presume de saber lo que es sufrir.

María Eugenia Hernández Grande

1608232137830-standard-female-150-default

Anuncios

9 thoughts on “#19

¿Compartimos pensamientos?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s